48.-LA COMUNIÓN, ORACIÓN DESPUÉS DEL DEL PADRENUESTRO

El inefable don de la Eucaristía explicado paso a paso” parte 48

Cuando acaba el Padrenuestro, se prolonga la oración del Señor con la oración que sigue, en la que se pide a Dios que nos libre de todos los males y nos dé la paz, para que, permaneciendo siempre en la presencia del Señor, esperando su venida y ayudados por su fuerza , vivamos siempre con la confianza más grande, seguros de que él, que siempre nos acompaña, nos va a librar de todo lo que pueda quitarnos la felicidad y destruir nuestra vida. Esta oración unida al Padrenuestro, del que es su prolongación, es el exorcismo más grande que podemos pronunciar los cristianos, el de más alcance liberador para nuestras vidas, familias y nuestras comunidades. Y esto es así porque la rezamos en presencia del Señor presente en la Eucaristía que entrega su vida para que, lo que decimos en la oración, se convierta en realidad. Un sacerdote exorcista podrá liberar a una persona, pero infinitamente más la libera Jesús que da su vida en el altar para hacer nos libres y convertirnos en personas nuevas.

21369176_759906264209898_4136338075033420482_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s