46.-LA COMUNIÓN (1)

El inefable don de la Eucaristía explicado paso a paso” parte 46

Acabado la parte de la Eucaristía, que llamamos: LA PLEGARIA EUCARISTÍCA, comienza la parte que llamamos: LA COMUNIÓN. Esta parte se inicia con una exhortación que invita a rezar el PADRENUESTRO. La exhortación dice: FIELES A LA RECOMENDACIÓN DEL SALVADOR Y, SIGUIENDO SU DIVINA ENSEÑANZA, NOS ATREVEMOS A DECIR. El Padrenuestro es como una prolongación de la Plegaria Eucarística, con él queremos afianzar nuestra comunión con el Padre-Madre. Es Jesús el que nos enseñó a ponernos en comunicación con el Padre-Madre y a decirle las palabras que él quiere escuchar. Para entrar en comunión con Jesús, hemos de estar comunión con el Padre-Madre. Sólo nos atrevemos, a hablar directamente con Dios, porque Jesús nos lo enseñó y nos lo mandó. Sólo él nos ha abierto la puerta para entrar en la presencia y en la comunicación, con el Padre-Madre

21369176_759906264209898_4136338075033420482_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s