Consagración a la Divina Misericordia-Día 30

Audio día 30

TEMA VIII: LA ORACIÓN
Día 30 Tener a Dios para darlo.

DIARIO
+ Una noche vino a visitarme una de nuestras hermanas que había muerto hacía dos meses antes. Era una de las hermanas del primer coro. La vi en un estado terrible. Toda en llamas, la cara dolorosamente torcida. [La visión] duró un breve instante y desapareció. Un escalofrió traspasó mi alma y aunque no sabía dónde sufría, en el purgatorio o en el infierno, no obstante, redoblé mis plegarias por ella. La noche siguiente vino de nuevo, pero la vi en un estado aún más espantoso, entre llamas más terribles, en su cara se notaba la desesperación. Me sorprendí mucho de que después de las plegarias que había ofrecido por ella la vi en un estado más espantoso y pregunté: ¿No te han ayudado nada mis rezos? Me contestó que no le ayudaron nada mis rezos y que no le iban a ayudar. Pregunté: ¿Y las oraciones que toda la Congregación ofreció por ti, tampoco te han ayudado? Me contestó que nada. Aquellas oraciones fueron en provecho de otras almas. Y le dije: Si mis plegarias no te ayudan nada, hermana, te ruego que no vengas a verme. Y desapareció inmediatamente. Sin embargo, yo no dejé de rezar. Después de algún tiempo volvió a visitarme de noche, pero en un estado distinto. No estaba entre llamas como antes y su rostro era radiante, los ojos brillaban de alegría y me dijo que yo tenía el amor verdadero al prójimo, que muchas almas se aprovecharon de mis plegarias y me animó a no dejar de [interceder] por las almas que sufrían en el purgatorio y me dijo que ella no iba a permanecer ya por mucho tiempo en el purgatorio. ¡Los juicios de Dios son verdaderamente misteriosos! (Diario 58)

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN
¿Por qué me siento siempre vacío de la presencia de Dios en mi corazón, mientras Él se da en todo momento a nosotros?
¿Creo realmente en el poder de la oración de intercesión?
¿Qué significa para mí “orar con el corazón”?
¿Teniendo un corazón con odio, rencor, envidia, con manchas de impureza, etc. puedo entrar fácilmente en la oración, para estar en dialogo sincero con el Señor?
¿Qué significa para mí “orar”?
ORACIÓN A LA MADRE DE DIOS
Oh María, Madre y Señora mía.
Te ofrezco mi alma y mi cuerpo, mi vida y mi muerte y todo lo que vendrá después de ella. Pongo todo en tus manos, oh mi Madre. Cubre mi alma con tu manto virginal y concédeme la gracia de la pureza de corazón, alma y cuerpo. Con tu poder defiéndeme de todo enemigo, especialmente de aquellos que esconden su malicia bajo una máscara de virtud (Diario, 79). Fortalece mi alma, para que el dolor no la quebrante. Madre de la gracia, enséñame a vivir en Dios. [Amén] (Diario, 315).

CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA (ES PREFERIBLE REZARLA A LAS 15.00H)
¿CÓMO SE REZA LA CORONILLA? (Véase el día 1)

HORA DE LA DIVINA MISERICORDIA: ORACIÓN.

(69) La oración. A través de la oración el alma se arma para enfrentar cualquier batalla.
*En cualquier condición en que se encuentre un alma, debe orar.
Tiene que rezar el alma pura y bella,* porque de lo contrario perdería su belleza;
Tiene que implorar el alma que tiende a la pureza, porque de lo contrario no la alcanzaría;
Tiene que suplicar el alma recién convertida, porque de lo contrario caería nuevamente;
Tiene que orar el alma pecadora, sumergida en los pecados, para poder levantarse.
Y no hay alma que no tenga el deber de orar, porque toda gracia fluye por medio de la oración. (Diario 146)
NOVENA
Gracia que se pide:
• Por las almas que han perdido la esperanza en la Divina Misericordia,
• Por las intenciones del santo papa tal como lo sugirió nuestro señor Jesucristo a santa Faustina.
• Por nuestras intenciones personales.

6. DÍA SEXTO:
Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en Ti confío. *(Se repite 33 veces esta oración)

Oración final:
Oh Jesús, que hiciste de Santa Faustina una gran devota de Tu Infinita Misericordia, concédeme por su intercesión, si fuera esto conforme a Tu santísima voluntad, la gracia de… (pedir gracia) que te pido. Yo, pecador, no soy digno de Tu misericordia, pero dígnate mirar el espíritu de entrega y sacrificio de Sor Faustina y recompensa sus virtudes atendiendo a las súplicas que a través de ella te presento confiando en Ti. (Santa Faustina Kowalska)
Padre nuestro – Ave María – Gloria
Santa Faustina, ruega por nosotros.
JESÚS, EN TI CONFÍO.

EN UN CUADERNO, ESCRIBO:
• Primera columna: mis faltas cometidas
• En la segunda columna: mis heridas y dolores.
• Al terminar la jornada: me pongo en la presencia del Señor, bajo la luz del Espíritu Santo y la protección de la Santísima Virgen María para evaluar mi vida:
– He cumplido mis propósitos del día de hoy, conforme a la voluntad del Señor.
– He hecho al menos una obra de Misericordia, tanto corporal como espiritual.
Bendigo el día, doy gracias al Rey de Misericordia y firmo en mi corazón: “Jesús, en ti confío”

A las tres continuamos con el rezo de la Coronilla a la Divina Misericordia.

Padre Eliseo De Egea Gil, Fundador de La Fraternidad del Cordero de la Divina Misericordia.

CONSAGRACION DIVINA MISERICORDIA.

Si Usted dispone de más tiempo y quiere rezar a lo largo del día, en este enlace encontrará distintas oraciones por tramos horarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s