42.-LA MESA DE LA EUCARISTÍA (18)

El inefable don de la Eucaristía explicado paso a paso” parte 42

Podemos decir que, en la plegaria eucarística hay dos consagraciones: La del pan y el vino que los transforma en el cuerpo y la sangre del Señor y, después de la aclamación ANUNCIAMOS TU MUERTE… la consagración de la Iglesia, que también es transformada en el cuerpo de Jesús. En la plegaria eucarística se pide que “formemos en Cristo un solo cuerpo y un solo espíritu y que, además, nos transforme en ofrenda permanente. Los que participamos en la Eucaristía, no asistimos para salir de la celebración igual que hemos entrado, sino para que nuestra vida experimente un cambio y una transformación; y a partir de nuestra transformación cambie radicalmente nuestra familia y la sociedad en la que vivimos.

21369176_759906264209898_4136338075033420482_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s