Consagración a la Divina Misericordia-Día 23

Audio día 23

Día 23 Mis heridas son puertas para que entre Dios.

HOY VOY A REZAR MIRANDO CON AMOR A JESÚS CRUCIFICADO)

Querido Jesús, tu moriste por mí, como alma consagrada a la Divina Misericordia, te ruego hoy, si es conforme a tu voluntad, que me concedas la gracia de no ofenderte nunca, con ningún pecado, ni el más pequeño, ni tampoco con una imperfección, voluntaria y conscientemente. Solo no puedo cumplir con este deseo, por eso te lo suplico por la poderosa intercesión de la Santísima Virgen María, para que me ayude a alcanzar la caridad perfecta.* (Momento de silencio orante con el corazón, mirando al Rey de Misericordia ensangrentado por mis pecados. Consuelo al Señor, adoro su Santo Nombre y le presento mis heridas para que entre en mí y encuentre en mí una morada digna).*
Oración Para recibir Misericordia en momentos difíciles
Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentamos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa y divina voluntad, que es el Amor y la Misericordia Misma. [Amén] (Diario, 950).

CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA (ES PREFERIBLE REZARLA A LAS 15.00H)
¿CÓMO SE REZA LA CORONILLA? (Véase el día 1)

MEDITACIÓN PARA A HORA DE LA DIVINA MISERICORDIA.
Oh Jesús mío, Te ruego por la bondad de Tu dulcísimo Corazón, que se calme Tu ira y muéstranos Tu misericordia. Que Tus heridas sean nuestro escudo ante la justicia (72) de Tu Padre. Te conocí, oh Dios, como una Fuente de Misericordia con que se anima y alimenta cada alma. Oh, qué grande es la misericordia del Señor, por encima de todos sus atributos; la misericordia es el mayor atributo de Dios, todo lo que me rodea, me habla de ello. La misericordia es la vida de las almas, su compasión es inagotable. Oh Señor, míranos y trátanos según Tu piedad infinita, según Tu gran misericordia. (Diario 611)

SÚPLICAS:
• Pidamos la gracia de dejar entrar al Señor en nuestra vida en los momentos de angustia.
• Pidamos la gracia de no caer en los pecados que nos pueden privar de la Misericordia del Señor.
• Oremos por los niños que sufrieron intentos de aborto y por los niños no nacidos por libres decisiones humanas.

EN UN CUADERNO, ESCRIBO:
• Primera columna: mis faltas cometidas
• En la segunda columna: mis heridas y dolores.
• Al terminar la jornada: me pongo en la presencia del Señor, bajo la luz del Espíritu Santo y la protección de la Santísima Virgen María para evaluar mi vida:
– He cumplido mis propósitos del día de hoy, conforme a la voluntad del Señor.
– He hecho al menos una obra de Misericordia, tanto corporal como espiritual.
Bendigo el día, doy gracias al Rey de Misericordia y firmo en mi corazón: “Jesús, en ti confío”

A las tres continuamos con el rezo de la Coronilla a la Divina Misericordia.

Padre Eliseo De Egea Gil, Fundador de La Fraternidad del Cordero de la Divina Misericordia.

CONSAGRACION DIVINA MISERICORDIA.

Si Usted dispone de más tiempo y quiere rezar a lo largo del día, en este enlace encontrará distintas oraciones por tramos horarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s