Consagración a la Divina Misericordia-Día 19

Audio día 19

Día 19 La Misericordia abraza a todos: salgamos al mundo.

¿Quieres ayudar al Señor a salvar almas, dándole un respiro de amor? Medida la pasión de Cristo:
DE LAS 11 A LAS 12 DE LA NOCHE: SÉPTIMA HORA: Tercera hora de agonía en El Huerto de Getsemaní.
Voy ante el Santísimo o delante de la Cruz (en un lugar silencioso para meditar con el corazón).

VER:  Las Horas de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

PREGUNTA DE REFLEXIÓN
¿Qué tengo que hacer para que cada alma confíe en la Pasión del Señor y que ponga su esperanza en Su misericordia?
ORACIÓN
OH Jesús, haz a mi corazón semejante al Tuyo, o más bien transfórmalo en Tu propio [Corazón] para que pueda sentir las necesidades de otros corazones y, especialmente, de los que sufren y están tristes. Que los rayos de la misericordia descansen en mi corazón. (Diario, 514). Jesús, ayúdame a pasar por la vida haciendo el bien a todo el mundo [para la gloria tuya y el bien las almas. Amén]. (Diario, 692).

CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
¿CÓMO SE REZA LA CORONILLA? (Véase el día 1)
MEDITACIÓN PARA LA HORA DE LA DIVINA MISERICORDIA.
…Es grande la deuda del mundo contraída Conmigo, la pueden pagar las almas puras con sus sacrificios, practicando la misericordia espiritualmente. (Diario 1316)

Comprendo Tus palabras, Señor, y la grandeza de la misericordia que ha de resplandecer en mi alma. Jesús: Sé, hija Mía, que lo comprendes y haces todo lo que está en tu poder, pero escríbelo para muchas almas que a veces se afligen por no tener bienes materiales, para practicar con ellos la misericordia. Sin embargo, el mérito mucho más grande lo tiene la misericordia espiritual que no necesita ni autorización ni granero siendo accesible a cualquier alma. Si el alma no practica la misericordia de alguna manera no conseguirá Mi misericordia en el día del juicio. Oh, si las almas supieran acumular los tesoros eternos, no serían juzgadas, porque su misericordia anticiparía Mi juicio. (Diario 1317)

SÚPLICAS:

• Oremos por la paz en nuestros corazones y por la paz en el mundo entero.
• Oremos por aquellas personas que han perdido la esperanza, para que encuentren motivo de reconocer que la confianza en el Señor no conoce la decepción.

Oremos: Señor Jesucristo, ofreciéndote mi cuerpo, alma y los sentimientos de mi corazón, lo veo insuficiente porque todo esto no me pertenecen, ahora quiero ofrecerte lo que realmente es mía: “mi miseria”, y te suplico, si es conforme a tu voluntad, que te dignes servir de mí, a pesar de mi miseria, como instrumento tuyo, para la gloria tuya y la salvación de las almas. Amén.

EN UN CUADERNO, ESCRIBO:
• Primera columna: mis faltas cometidas
• En la segunda columna: mis heridas y dolores.
• Al terminar la jornada: me pongo en la presencia del Señor, bajo la luz del Espíritu Santo y la protección de la Santísima Virgen María para evaluar mi vida:
– He cumplido mis propósitos del día de hoy, conforme a la voluntad del Señor.
– He hecho al menos una obra de Misericordia, tanto corporal como espiritual.
Bendigo el día, doy gracias al Rey de Misericordia y firmo en mi corazón: “Jesús, en ti confío”

A las tres continuamos con el rezo de la Coronilla a la Divina Misericordia.

Padre Eliseo De Egea Gil, Fundador de La Fraternidad del Cordero de la Divina Misericordia.

CONSAGRACION DIVINA MISERICORDIA.

Si Usted dispone de más tiempo y quiere rezar a lo largo del día, en este enlace encontrará distintas oraciones por tramos horarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s