Oración de Marcelino

Oración de Marcelino De La Rosa, dedicada a la Purificación del Cuerpo y del Alma:

Señor mío y Dios mío Jesucristo, prepara mi cuerpo y mi alma para la purificación,           deseo vivir en la plenitud del Evangelio, como San Francisco de Asís,                               y en la espiritualidad de la Compañía de Jesús, en el sentimiento Ignaciano,                    Señor mío y Dios mío, envíame tu Espíritu Santo, para que me fortalezca en la Fe y me encienda en el Santo Amor a Dios Padre, Señor mío y Dios mío, Intercede por mí ante Dios Padre, por eso te pido humildemente postrado a Tus pies, ante la Cruz, ante Tu Resurrección, ante Tu Divina Presencia, Tu Divina Misericordia y Tu Divina Voluntad, que laves mis pecados con el Agua de tu Llaga del Costado, Agua purificadora, Redentora y Bautismal, junto a Tus Llagas deseo estar y que Tu Preciosísima Sangre me haga parecerme a Ti, otro Cristo aquí en la Tierra, Oh Señor, verbo Encarnado que diste tu Sangre en precio de nuestro rescate, te imploro para sentir la Fuerza del Espíritu Santo para que ponga en Valor los Talentos que Dios Padre me confió desde mi nacimiento, no deseo llegar a la Casa del Padre con las manos vacías, sin haber sacado beneficio de esos Talentos, miedo siento que mi Padre Celestial me diga “siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes”

Señor mío y Dios mío Jesucristo, bajo la mirada amorosa de la Altísima Inmaculada Concepción, Virgen Santa María, Madre de Dios y  Madre Mía, le ruego que me proteja con su Manto Celestial, y digo Sí (FIAT) y repito y afirmo las palabras benditas de la Santísima Virgen “He aquí la esclava del Señor.  Hágase en mí según tu palabra. Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su Pasión y su Cruz, a la Gloria de la Resurrección. Por Jesucristo Tu Hijo que Vive y Reina en la Unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amen Jesús.

oracion marcelino.

No tengo más que decir

En tu presencia, Oh Jesús, es tan grande el gozo que hay en mi. Siento Tu mirada de amor, y no sé, que decir Señor.

NO TENGO MAS QUE DECIR QUE TE AMO

NO TENGO MAS QUE DECIR QUE TE AMO

OH DIOS.

Sin Ti mi vida, nada es, siempre contigo quiero caminar, soy feliz, tú estas ahí, llenas mi ser y eres mi aliento Señor. 

NO TENGO MAS QUE DECIR QUE TE AMO

NO TENGO MAS QUE DECIR QUE TE AMO

OH DIOS.

Adoramus te Christe et benedicimus tibi, quia per sanctam crucem tuam redimisti mundum. Qui passus es pro nobis Domine, Domine miserere nobis. 

Te adoramos ¡Oh Cristo! y te bendecimos, porque por tu santa cruz has redimido al mundo. Oh Señor, que sufriste por nosotros. Señor, ten piedad de nosotros.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s