Consagración a la Divina Misericordia-Día 8

Audio día 8

Día 8 El pecado: lugar de encuentro con la Misericordia.

SALMO 50 (Misericordia, Dios mío)

3 Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa; 4 lava del todo mi delito, limpia mi pecado. 5 Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado: 6 contra ti, contra ti solo pequé, cometí la maldad que aborreces. En la sentencia tendrás razón, en el juicio resultarás inocente. 7 Mira, en la culpa nací, pecador me concibió mi madre. 8 Te gusta un corazón sincero, y en mi interior me inculcas sabiduría. 9 Rocíame con el hisopo: quedaré limpio; lávame: quedaré más blanco que la nieve.
10 Hazme oír el gozo y la alegría, que se alegren los huesos quebrantados. 11 Aparta de mi pecado tu vista, borra en mí toda culpa. 12 Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme; 13 no me arrojes lejos de tu rostro, no me quites tu santo espíritu.
14 Devuélveme la alegría de tu salvación, afiánzame con espíritu generoso: 15 enseñaré a los malvados tus caminos, los pecadores volverán a ti.
16 Líbrame de la sangre, oh Dios, Dios, Salvador mío, y cantará mi lengua tu justicia. 17 Señor, me abrirás los labios, y mi boca proclamará tu alabanza.
18 Los sacrificios no te satisfacen: si te ofreciera un holocausto, no lo querrías. 19 Mi sacrificio es un espíritu quebrantado; un corazón quebrantado y humillado, tú no lo desprecias.
20 Señor, por tu bondad, favorece a Sion, reconstruye las murallas de Jerusalén: 21 entonces aceptarás los sacrificios rituales, ofrendas y holocaustos, sobre tu altar se inmolarán novillos

ORACIÓN

Oh Dios misericordioso que todavía me permites vivir, dame fuerza para que pueda vivir una vida nueva, la vida del espíritu sobre la cual la muerte no tiene poder. Y mi corazón se ha renovado y he iniciado una vida nueva ya aquí en la tierra, la vida del amor de Dios. Sin embargo, no olvido que (12) soy la debilidad en persona, pero no dudo ni por un momento en la ayuda de Tu gracia, oh Dios. Amén. (Diario 1344)

ORIENTACIÓN PARA MEDITACIÓN PERSONAL
Me pongo en la oración
Ante la imagen milagrosa de Jesús Misericordioso, por la Poderosa Intercesión de la Virgen María, de Santa Faustina y de San Juan Pablo II, reconozco que he pecado mucho, me abandono en las manos del Señor y acepto que me manifieste su Poder sobre mis faltas y su victoria sobre mis pecados.
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA (ES PREFERIBLE REZARLA A LAS 15.00H)
¿CÓMO SE REZA LA CORONILLA? (véase el día 1)
MEDITACIÓN PARA LA HORA DE LA DIVINA MISERICORDIA

A las tres, ruega por Mi misericordia, en especial para los pecadores y aunque sólo sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi Pasión, especialmente en Mi abandono en el momento de Mi agonía. Ésta es la hora de la gran misericordia para el mundo entero. Te permitiré penetrar en Mi tristeza mortal. En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi Pasión…. (Diario 1320)

Para que cada alma exalte Mi bondad. Deseo la confianza de Mis criaturas, invita a las almas a una gran confianza en Mi misericordia insondable. Que no tema acercarse a Mi el alma débil, pecadora y aunque tuviera más pecados que granos de arena hay en la tierra, todo se hundirá en el abismo de Mi misericordia. (Diario 1059)

SÚPLICAS:
• Oremos con el corazón por la reconciliación en las familias y naciones en conflictos;
• Oremos por los enfermos que han perdido la esperanza,
• Supliquemos la Misericordia del Señor por la conversión de los pecadores empedernidos

EN UN CUADERNO, ESCRIBO:
• Primera columna: mis faltas cometidas
• En la segunda columna: mis heridas y dolores.
• Al terminar la jornada: me pongo en la presencia del Señor, bajo la luz del Espíritu Santo y la protección de la Santísima Virgen María para evaluar mi vida:
– He cumplido mis propósitos del día de hoy, conforme a la voluntad del Señor.
– He hecho al menos una obra de Misericordia, tanto corporal como espiritual.
Bendigo el día, doy gracias al Rey de Misericordia y firmo en mi corazón: “Jesús, en ti confío”

A las tres continuamos con el rezo de la Coronilla a la Divina Misericordia.

Padre Eliseo De Egea Gil, Fundador de La Fraternidad del Cordero de la Divina Misericordia.

CONSAGRACION DIVINA MISERICORDIA.

Si Usted dispone de más tiempo y quiere rezar a lo largo del día, en este enlace encontrará distintas oraciones por tramos horarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s