Marcelino pan y vino

Una verdadera joya cinematográfica. Su guion es tan elaborado y tan sensible, que dudo que quien la haya visto, no se haya conmovido hasta las lagrimas por tan bella y sencilla historia. Ideal para los tiempos que corren, donde abunda la incredulidad, el egoísmo, el consumismo, estamos invadido de tanta tecnología que no escuchamos la Palabra de Dios.

Marcelino_Pan_Y_Vino

El Convento de las Carmelitas Descalzas se sitúa en la calle Donoso Cortés y conserva en su pequeña capilla la imagen del Cristo que se utilizó para la película Marcelino, pan y vino. Ver imágenes

Ver: Marcelino Pan y Vino (fragmento escrito)

El amor perfecto es posible y lo vemos en la cruz. Si comenzamos a amar, en ese caso el amor perfecto de Dios puede habitar en nuestros amores frágiles y limitados. San Agustín nos dice: “¿Has empezado a amar? Dios ha empezado a morar en ti”.

Si aceptamos amar a la otra persona tal y como es, sin quejarnos ni culpabilizar, el amor perfecto de Dios hará su morada en nosotros.

marcelino pan y vino.

CREO EN JESUCRISTO, HIJO ÚNICO DE DIOS: Ver: Catecismo de la Iglesia Católica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s