Militia est vita hominis super terram

La vida del hombre sobre la tierra es lucha, una permanente Milicia”. Esta frase es parte del primer versículo del capítulo 7 del Libro de Job, en la versión bíblica conocida como Vulgata*.

He aquí el versículo completo:

Militia est vita hominis super terram, et sicut dies mercenarii dies ejus.” (Job VII:1)

Traducción: “Milicia es la vida del hombre sobre la tierra, y como días de mercenario son su días.”

Otra versión bíblica conocida como “La Biblia de Nuestro Pueblo” 

La vida del hombre en la tierra es como un servicio militar, sus días son los de un jornalero: como el esclavo, suspira por la sombra, como el jornalero, espera el salario. Mi herencia son meses vacíos, me han sido asignadas noches de sufrimiento. Al acostarme pienso: ¿Cuándo me levantaré?; se hace larga la noche y me canso de dar vueltas hasta el alba; tengo el cuerpo cubierto de gusanos y costras, la piel se me rompe y me supura. Mis días corren más que la lanzadera del telar y se consumen sin esperanza. Recuerda que mi vida es un soplo y que mis ojos no verán más la dicha. No me verás, ojo del que mira, cuando me mires tú, ya no estaré. Como la nube pasa y se deshace, el que baja a la tumba ya no sube; no retorna a su casa ni vuelve a contemplarlo su morada. Por eso no frenaré mi lengua, hablará mi espíritu angustiado, se quejará mi alma entristecida. ¿Soy el Océano o el Dragón para que así me vigiles? Cuando pienso que el lecho me aliviará y la cama compartirá mis quejidos, entonces me espantas con sueños y me aterrorizas con pesadillas. Preferiría morir asfixiado, la muerte, antes que vivir con este cuerpo. No he de vivir para siempre: déjame, que mis días son un soplo. ¿Qué es el hombre para que le des importancia, para que te ocupes de él, para que lo visites por la mañana y lo examines a cada momento? ¿Hasta cuándo seguirás vigilándome sin dejarme ni siquiera tragar saliva? Si he pecado, ¿qué te he hecho? Centinela del hombre, ¿por qué me has tomado como blanco y me he convertido en carga para mí? ¿Por qué no me perdonas mi delito y alejas mi culpa? Si muy pronto me acostaré en el polvo, me buscarás y ya no existiré.

jacobangelmeuseglar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s